domingo, 16 de octubre de 2011

Ayer y hoy (45)


45

No voy a preocuparme más. Subo a la habitación y ya está. No sé qué hacer... (dile al recepcionista que si viene el señor Juan Delavert le diga que suba a tu habitación) no voy a decir nada en recepción, lo mejor es que le mande el número de la habitación a través de un SMS, de esta forma no tiene que preguntarle a nadie y pasará más desapercibido. Le diré también que tenga mucho cuidado (no eso no hace falta, Juan sabe defenderse bien y es muy precavido), de todas formas... se lo diré, así me quedo más tranquila.

Ya está, estupendo. Él vendrá directamente a la habitación, sin perder tiempo, sin levantar sospechas. ¿Y la llave? (seguro que la tienes en el bolso), sí, eso es, aquí está. Ya queda poco para ver a Juan. No sé qué pasará cuando le vea, no sé si podré aguantar la tentación de abrazarle, besarle. Sentirle cerca, solos, en la habitación,... En fin, sólo faltan unos segundos para que Juan esté aquí.

Abriré la puerta de la habitación, me quitaré los zapatos de tacón, que me están matando, y esperaré. Eso es lo que haré.

- Pero...
- Pasa y cierra la puerta.
- ¿Qué haces en mi habitación? Tú no puedes...
- ¿Qué es lo que no puedo? Jajajajajaj, eres una zorra de las peores, ¿así me recibes?, ¿así recibes a tu futuro esposo?, jajajajaja
- Suéltame, por favor, me estás haciendo daño.
- Jajajajajaja, ¿qué te hago daño?, jajajajaja, ni se te ocurra intentar librarte de mí, porque si lo hacer te encontraré, te haré la vida imposible, te mataré, jajajaja
- Yo, no, ¡por favor!, suéltame, no puedo respirar.
- ¿Por qué no me has llamado?, ¿por qué no has contestado a mis llamadas?, ¿por qué no has ido a tu casa?, ¿por qué estas en un hotel sin decirme nada?
- Yo, es que, ha muerto Clara, mi mejor amiga y....
- Y a mi qué me importa. Además... ¿quién es Clara?, nunca me has hablado de ella.
- ¿No la conoces?, yo pensé que tú la conocías.
- ¿Por qué supones que yo la conocía?
- No sé, yo, es que...
- Ya veo, desde esta mañana estás rarísima, no quieres verme, no sabes nada, pero... ¿qué mierda te pasa? Estas con otro, es eso ¿no?
- Suéltame por favor, suéltame.
- Contesta, joder, contesta ¿estas con otro, si o no?
- Yo no, no sé qué quieres decir, no puedo... me haces daño ¡suéltame!
- Te soltaré si me prometes que no vas a gritar, que no vas a salir corriendo, que me vas a contar qué es lo que está pasando aquí.
- Vale, pero suéltame, te lo suplico.
- Está bien.
- Gracias.
- Jajajajaja ¿gracias?, no sabía que eras tan considerada, jajajaja Pero cuéntame, estoy deseando saber qué es lo que te pasa, por qué actúas como si no me conocieras, como si hubieses olvidado nuestros encuentros, nuestro planes, como si quisieras deshacerte de mí.
- Es que... mi amiga Clara está muerta y su hermano...
- Que no me hables de muertos, ni de hermanos, ni de nada de eso, que me digas por qué no me has llamado, por qué me huyes.
- Es lo que intento decirte. Pero...
- Pero nada. Estás intentando engañarme y a mi nadie me han engañado en mi puta vida ¿me estás escuchando?, en mi puta vida. Si intentas engañarme lo pagarás caro.
- No te engaño, es la verdad, tienes que confiar en mí. Y ahora márchate ¿de acuerdo?
- Jajajajaajajaja, ¿qué me marche? Jajajaja ni lo sueñes. Seguro que quieres dejarme tirado y por eso... Claro, ya lo entiendo, seguro que has quedado con alguien en el hotel... ¡zorra!, eres una zorra. Es eso lo que pasa ¿verdad?, contesta.
- Me haces daño, me estás haciendo mucho daño. Yo... no... puedo.
- Calla y escucha. Están llamando a la puerta. Entonces es cierto, tú esperas a alguien ¿no?
- Yo, no... ¡ay! me haces mucho daño. Suéltame.
- Ni se te ocurra llorar. Te voy a soltar y vas a ir despacio hasta la puerta y vas a preguntar que quién llama y sea quién sea le vas a decir que estás muy cansada y que se vaya, que te deja descansar tranquila ¿de acuerdo?
- Sí, de acuerdo.
- Adelante. No olvides que estoy aquí y mira lo que tengo en la mano.
- Pero... ¿qué haces con una pistola?
- Ya te lo he dicho: te mataré si intentas algo. Y ahora adelante, que quien llama está impaciente por entrar.
- Sí ¿quién es?
- Servicio de habitaciones ¿puedo pasar?

4 comentarios:

  1. Gracias Luis, muchas gracias. Así lo había entendido antes, jajajam ha sido una broma, Versos y besos

    ResponderEliminar